Lo que importa en una Entrevista de Trabajo

6-preguntas-que-siempre-encontraras-una-entre-L-1Preparar el momento que tanto esperabas en tu entrevista de trabajo, es el primer paso para pasar con éxito la prueba. No debes olvidar lo que te sugiere la experiencia de otros que vivieron ese momento, lo que podría definir tu vida futura; por lo que te será muy útil no olvidar los siguientes puntos de interés en ese importante momento.

Causar buena impresión: Aunque todos sabemos que los conocimientos que posees no tienen por qué apreciarse a simple vista; una buena impresión siempre es favorable. Llegar vestido de forma apropiada te ganará el respeto del entrevistador, y no lo distraerá del foco de la entrevista.

Cuidar tus modales: Lo que está viendo el entrevistador en tu comportamiento es lo que proyectará, en tu posible relación con compañeros de trabajo y jefes. Mejor ser respetuoso, cuida tu expresión verbal.

Conocimiento del puesto: Ser consciente del rol que esperan desempeñes les va a afirmar tu idoneidad en el puesto. No puede agarrarte por sorpresa los diferentes aspectos del puesto que vas a desempeñar. Eso muestra que estás debidamente interesado, y te has preocupado por informarte.

No interrumpas al entrevistador: Lo que tiene que decirte es muy importante, y así se lo haces saber, no interrumpiéndolo, o siendo demasiado extenso en tus explicaciones, que le impediría cubrir el tiempo que espera emplear en la entrevista.

Nunca critiques a tus exjefes, o a la empresa donde trabajabas: Les puede hacer creer que eres chismoso, y que así vas a expresarte de ellos. Hablar demasiado de los demás tiende a crear desconfianza en tu interlocutor. Te podrías identificar como una persona soberbia y problemática.

Evita hacer la pregunta de la paga: Deja que sea ellos los que planteen eso, aunque sea tan importante. Que te guste el trabajo es lo más importante. Lo que ganes, en todo caso, lo ameritará tu desempeño; y alcanzar las expectativas que esperan de ti. Deja que ellos te hagan el ofrecimiento, es una forma de estar aprobando tu trabajo.

Es una entrevista personal: Eres una persona madura; tu mamá o amigos no deben estar presentes. Ese apoyo puede mostrar inseguridad, creando un apoyo distorsionador en la entrevista.

No ocultes datos personales: Esto generará desconfianza en el entrevistador. Puede desconfiar del resto de lo que afirmas. No es un buen inicio de buenas relaciones.

El entrevistador no es tu amigo de toda la vida: Ser muy confianzudo aleja el respeto, y también el posible trabajo.

Muéstrate animado: Esto refleja tu actitud ante los retos. No te muestres cansado, apático. Esa será una imagen de tu actitud futura en el trabajo que no gustará.

Sé lacónico: Pero no hasta el punto de responder con monosílabos. Expresarte en forma breve y concisa causa una buena impresión sobre tu capacidad.

Sé sincero sobre tus limitaciones: Ya sean geográficas o de compromisos en tus horarios. No hagas perder el tiempo al entrevistador con algo que no va a poder ser.

Solo me queda desearte, que alcances ese puesto para el que realmente eres capaz y deseas dedicarte con empeño.

Autora: Licda. Dinorah Jiménez Siles